Tema por defecto
Portada

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

El amor a Cristo, representado por el crucifijo, y el amor a la Virgen, simbolizado por el rosario, han de ser los dos grandes amores del cristiano, los cuales ni se excluyen ni se contraponen, sino que el uno conduce al otro. Quien quiera lo puede experimentar.
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


“Que nuestro Señor Jesucristo mismo y Dios nuestro Padre, que nos amó y por su gracia nos dio consuelo eterno y una buena esperanza, os anime y os fortalezca el corazón, para que tanto en palabra como en obra hagáis todo lo que sea bueno”
(2 Tesal 2,16-17)

Lecturas de hoy - Rosario de hoy

CARTA DE NUESTRO OBISPO.
Hemos de rendir cuentas.
Para alcanzar Misericordia.
Comienza la catequesis en nuestra parroquia.
Acercandonos al Domund.
La Oración.
La Formación.
Reconocernos enfermos.
El Barril de vino.
Llamados por el Maestro a ser sus Discipulos.
Toma de posesion de los nuevos Parroco y Vicario.
Nuestros Párrocos se despiden.
XXV Aniversario de la Consagración del Templo Parroquial.
Crónica de la Visita pastoral.
Confesarse.
Instrucciones sobre la sepultura y la incineración.
Para Orar ante el Sagrario Tranquilamente.
La Joven Polaca Conmovió al Papa con su Testimonio.
Ante los Defectos del projimo, Sufrirlos con Paciencia.
Siete Corporales y Siete Espirituales.
Qué Significa cada parte de la Misa.

 

LECTURAS DE HOY




ROSARIO DEL VIERNES



Pude verse uno de los cálices y una de las patenas de nuestra parroquia, objetos sagrados, con los que ofrecemos el pan y el vino en la Misa, y que, con la consagración, se convierten en el Cuerpo y Sangre del Señor, que después comulgamos.
 
El obispo de la diócesis, ayudado por el párroco, administra el sacramento de la confirmación. Después de dos cursos de catequesis, los jóvenes reciben el gran sacramento que da al Espíritu Santo. Movidos por ese Espíritu han de ser testigos de Cristo en su ambiente.