Tema tiempo ordinario verano
Moniciones dominicales

Portada
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
 Moniciones Ciclo A
 Moniciones Ciclo B
 Moniciones Ciclo C
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

Es la sede de nuestro templo. Representa a Cristo guía, presidente, de la asamblea convocada para celebrar la Eucaristía. Junto con el ambón y el altar, son los tres espacios fundamentales del presbiterio. Ver la sede ha de movernos a dejarnos conducir por Cristo representado por el sacerdote.
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


 DOMINGO XVIII ORDINARIO A 

1. MONICIÓN DE ENTRADA 

    Uno de los males de nuestra sociedad es que cada uno busca sólo su propio interés. Hoy, el Señor nos viene a decir que, donde hay fe, todo se multiplica y todos estamos llamados a volcarnos, para que los demás puedan comer y tener lo imprescindible para vivir. Que este encuentro dominical  sea como un pan multiplicado. El Señor se va a hacer pan en la mesa de la Palabra y en el altar para alimentar la vida de nuestras almas. Comenzamos esta celebración con el corazón bien dispuesto y las manos abiertas al cielo. ¡Es el Día del Señor! 

2. ACTO PENITENCIAL 

  • Porque a veces pensamos que lo nuestro es para nosotros, y lo de los demás también: Señor, ten piedad.
  • Porque creemos que tienen que ser otros los que trabajen y se preocupen por los problemas de los otros: Cristo, ten piedad.
  • Porque nos hemos acostumbrado a que en el mundo existan ricos y pobres, hambrientos y saciados, y hagamos muy poco para evitarlo: Señor, ten piedad. 

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS 

    Descubrir a Cristo conlleva el verle en el grito de los más pobres, en el grito de los hambrientos. Las lecturas de hoy nos indican que algunas personas  pueden encontrarlo a Jesús en nuestras actitudes y en nuestra forma de comportarnos con ellos. Escuchamos con atención. 

4. ORACIÓN DE LOS FIELES 

  • Por el Papa Francisco, por los Obispos y por los sacerdotes que se multiplican para dar el pan espiritual a los hombres y mujeres de nuestro tiempo. Roguemos al Señor.
  • Por todos los que se encuentran desanimados a causa de las injusticias que provocan tanto hambre en el mundo. Roguemos al Señor.
  • Por los pobres, por los hambrientos, por los que no valoran el pan de cada día. Roguemos al Señor.
  • Por los panaderos, por los pescateros, por los hombres del mar, por los labradores que siembran el trigo. Roguemos al Señor.
  • Por los jóvenes, para que sean valientes, sepan luchar en contra de la corriente y sean generosos en todo lo que Jesús les propone. Roguemos al Señor.
  • Por los que estamos aquí reunidos, para que el vivir con el Señor nos empuje a convivir con los demás. Roguemos al Señor 

5. PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS 

  • El pan y el vino que acercamos hasta el altar, convertidos en el Cuerpo y la Sangre del Señor, son el principal alimento de nuestra alma y signo claro de que, al dársenos en la comunión, Cristo nos dice que hemos de saber gastar nuestra vida ayudando a los demás, especialmente a los más necesitados. 

 

6. ORACION DESPUÉS DE LA COMUNIÓN 

 

Quiero, Señor, sumar, nunca restar,
 
para que otros tengan algo;
 
sumar, nunca restar,
 
para que mis hermanos tengan pan. 
 
Quiero, Señor, sumar, y multiplicarme,
 
para que los de lejos o los de cerca
 
tengan agua, si tienen sed. 
 
Sumar, y nunca restar,
 
para que niños negros o blancos,
 
de arriba o de abajo,
 
de cualquier continente,
 
puedan descubrir que Cristo
 
se hace presente en mi compartir. 
 
Quiero sumar, no restar;
 
quiero multiplicar, no dividir;
 
quiero añadir, no quitar,
 
para que el pan y el agua,
 
el alimento y el vestido,
 
la justicia y la paz
 
sean una realidad,
 
aquí y a la otra orilla del mar
 
Amén.

 



NOTICIAS

SANTORAL PARA HOY
En los libros litúrgicos de lecturas está escrita la Palabra de Dios, que se proclama desde el ambón. En esos libros, está contenido lo que hemos de creer y lo que hemos de practicar para alcanzar la salvación, que Cristo nos gano con su vida, muerte y resurrección.