Tema por defecto
Moniciones dominicales

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
 Moniciones Ciclo A
 Moniciones Ciclo B
 Moniciones Ciclo C
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

El párroco con unos hermanos y un grupo de feligreses posan en la puerta del convento, después de haberlo visitado, haber rezado ante el cuerpo de la Beata María de Jesús y haber hablado un largo rato, en el locutorio, con la priora y otra monja de la comunidad.
Leer más
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


 DOMINGO XXIX ORDINARIO B

DOMINGO DEL DOMUND

 1.- MONICION DE ENTRADA

 La Jornada Mundial de las Misiones, el Domund, que hoy celebramos, nos invita a trabajar por “cambiar el mundo”.

El Mensaje del Papa para esta Jornada indica que la misión es propia de corazones jóvenes que contribuyen “al crecimiento cultural y humano de tanta gente sedienta de Verdad”.

Estamos, pues, invitados a llevar el Evangelio a todos los que no conocen a Dios. Si anunciamos la Buena Noticia y contribuimos a formar una sociedad más justa y más fraterna, el mundo cambiará. Pongamos nuestro pequeño grano de arena para que esto ocurra y Dios sea conocido en toda la Tierra. Hagámoslo unidos a los misioneros, a quienes tenemos muy presentes en nuestra celebración.

 2. ACTO PENITENCIAL 

  • Por nuestros egoísmos que nos impiden servir a los demás. Señor, ten piedad.
  • Por nuestros miedos y comodidades que nos impiden anunciar al Maestro de Nazaret. Cristo, tren piedad.
  • Por nuestra actitud de desaliento y desanimo que nos impiden vivir con esperanza para cambiar el mundo Señor, ten piedad. 

3. MONICION A LAS LECTURAS 

En el Evangelio, Jesús nos pone ante un dilema: o estamos con los poderosos que tiranizan con su poder, o nos ponemos al servicio de todos para que muchos puedan salvarse. Y la única razón que da para actuar así es su propia manera de vivir: el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir.

El misionero tiene clara su misión: anunciar a Cristo para que en el mundo todos nos encontremos como en nuestra casa común. Los misioneros y misioneras se cansan, se gastan y se desgastan en el empeño 

4.- ORACION DE LOS FIELES 

Unidos a toda la Iglesia, que celebra con alegría esta Jornada Mundial de las Misiones, rogamos a nuestro Padre Dios que bendiga el trabajo de los misioneros del Evangelio. Respondemos a cada petición diciendo: “Padre, haznos descubrir tu amor”. 

  • Para que las Iglesias locales de África, América, Asia, Europa y Oceanía caminen unidas en la única misión de la Iglesia, y sigan transmitiendo el Evangelio a todos los que aún no lo han descubierto. Oremos al Señor. 
  • Por los misioneros, para que, a pesar de las dificultades, no desfallezcan en su labor de cambiar el mundo y sigan contagiando el amor que han recibido de Dios. Oremos al Señor. 
  • Pidamos por los jóvenes, para que no tengan miedo de buscar, descubrir y anunciar a Jesús, y, como Él, entregarse generosamente al servicio de los hermanos. Oremos al Señor. 
  • Por los misioneros que han tenido que regresar por diferentes motivos, para que vivan con paz y sientan que, desde donde están, pueden seguir contribuyendo a que el mundo cambie. Oremos al Señor.
  • Para que quienes participamos en esta eucaristía seamos conscientes de que somos misión y de que estamos en el mundo para transmitir el Evangelio y construir una sociedad más justa y más humana. Oremos al Señor. 

Padre de bondad, escucha la oración que te dirigimos. Lo que está en nuestro corazón y no hemos expresado, Tú lo conoces. Lo ponemos en el altar. Acógelo, por Jesucristo nuestro Señor. Amén. 

5.- OFRENDAS. 

  • Ofrecemos la colecta de esta celebración. Mientras se recoge la colecta del DOMUND nos sentamos y cantamos alabando a Dios.
  • Ofrecemos el pan y el vino como signo de cambio y transformación de nuestras vidas

 ORACION DOMUND 2018

 Señor, ayúdame a cambiar para cambiar el mundo.

 Necesito renovar el corazón, la mirada, mis modos de hacer, para no terminar en un museo. Y no es solo renovar lo viejo: es permitir que el Espíritu Santo cree algo nuevo.

 Señor, vacíame de mis esquemas para hacer sitio a tu Espíritu y dejar que sea Él quien haga nuevas todas las cosas. Él nos envía, nos acompaña, nos inspira; Él es el autor de la misión, y no quiero domesticarlo ni enjaularlo

 Haz que no tenga miedo de la novedad que viene de Ti, Señor Crucificado y Resucitado. Que mi misión sea comunicar tu vida, tu misericordia, tu santidad. Enséñame a amar como Tú para cambiar el mundo. Amén.

 sea, te doy gracias. 



El amor a Cristo, representado por el crucifijo, y el amor a la Virgen, simbolizado por el rosario, han de ser los dos grandes amores del cristiano, los cuales ni se excluyen ni se contraponen, sino que el uno conduce al otro. Quien quiera lo puede experimentar.
 
El ambón es el lugar-mueble, donde se proclama la Palabra de Dios, en la celebración de la Eucaristía. Representa a Cristo, maestro y profeta, que nos predica la verdad que salva. La Palabra de Dios proclamada hay que meditarla y procurar vivirla con esfuerzo.