Tema por defecto
Moniciones dominicales

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
 Moniciones Ciclo A
 Moniciones Ciclo B
 Moniciones Ciclo C
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

El agua bendita es uno de los sacramentales –no sacramento- que hay en la Iglesia, a la que Santa Teresa le tenía mucha devoción. Con el hisopo, que se está viendo, el sacerdote rocía y bendice al pueblo de Dios, a los difuntos, a los campos, a objetos…
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


DOMINGO III ADVIENTO B 
 
1. MONICION DE ENTRADA
 
    Amigos y hermanos: ¡EL SEÑOR ESTA CERCA! ¡ESTEMOS ALEGRES Y PREPAREMOS SU LLEGADA! Hoy, Juan Bautista nos da un último aviso: JESUS ES EL QUE TIENE QUE LLEGAR. Es fácil comprobar que hay mucha tristeza en nuestra sociedad actual.  ¿No será la causa de esta tristeza el hecho de que el mundo no quiere cuentas con Dios? Estamos ya en el III Domingo de Adviento, el domingo de la alegría. Está cerca la Navidad y las luces se van encendiendo en las calles y plazas del mundo cristiano, pero donde principalmente han de encenderse es en nuestros corazones. Con la intención de que esto sea así, encendemos, ahora, la tercera vela de la Corona de Adviento y cantemos:
  • Vienen con alegría, Señor … 
2. ACTO PENITENCIAL 
  • Pidamos perdón al Señor por buscar la alegría en el tener y en el gozar, incluso lo que está prohibido por Dios: Señor, ten piedad.
  • Pidamos perdón a nuestro Padre Dios por no darle importancia a la alegría del deber cumplido y de la fidelidad a Él: Cristo, ten piedad.
  • Pidamos perdón a nuestro Dios por las veces que nos dejamos deslumbrar por las cosas de la tierra y nos olvidamos de Él: Señor, ten piedad. 
3. MONICION A LAS LECTURAS
 
    Todas las profecías del Antiguo Testamento se cumplen en Jesús. San Pablo nos dice, además, que la venida del Señor es un motivo para estar alegres. Por otro lado, Juan Bautista nos recuerda que él no es sino un mensajero, un pregonero que anuncia el Nacimiento y la llegada del Salvador. Escuchemos atentamente.
 
4. ORACION DE LOS FIELES 
  • Por la Iglesia, para que sea un lugar donde podamos recuperar siempre la alegría perdida por el pecado o por los problemas que nos vienen: Roguemos al Señor.
  • Por los payasos, por los músicos, por los chistosos, por los que saben amar de verdad y por todas las personas que se dedican a sembrar alegría en el mundo: Roguemos al Señor.
  • Por los que están tristes, por los que lloran en la Navidad, por aquellos que no encuentran en Jesús suficientes motivos para estar y ser felices: Roguemos al Señor.
  • Para que haya abundancia de sacerdotes que nos ayuden a encontrar y vivir la verdadera alegría en Dios: Roguemos al Señor.
  • Por todos nosotros, para que preparemos de verdad la próxima Navidad en nuestras almas, así como también nuestro hogar, colocando el belén o poniendo alguna colgadura en el balcón: Roguemos al Señor. 
5. PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS 
  • Con esta PANDERETA queremos prepararnos a manifestar lo que vamos a celebrar: EL NACIMIENTO DE CRISTO. La alegría hay que vivirla y demostrarla.
  • Con el PAN Y EL VINO llevamos hasta el altar nuestros sufrimientos, esfuerzos y trabajos por conseguir un mundo, una familia y unos amigos más alegres y llenos de felicidad. 
6. ORACION DESPUÉS DE LA COMUNIÓN
 
LA ALEGRIA ERES TÚ, SEÑOR,
cuando nos sorprendes;
cuando llegas, y nos encuentras esperándote;
cuando  naces, y quieres salvarnos.
 
LA ALEGRIA ERES TÚ, SEÑOR,
en un mundo triste;
ante tantas noticias
negras y amargas;
en la violencia y las guerras.
 
LA ALEGRIA ERES TÚ, SEÑOR.
Vienes a nuestro encuentro;
vienes, siendo Dios,
pero haciéndote Niño;
vienes para quedarte con nosotros;
vienes en la soledad de la noche.
 
LA ALEGRIA ERES TÚ, SEÑOR.
No nos abandones;                          
sal a nuestro camino;
conviértenos a Ti, Jesús;
danos tu mano.
 
LA ALEGRIA ERES TÚ, SEÑOR.
FUERA DE TI, NO HAY ALEGRÍA.
 
Javier Leoz


NOTICIAS

SANTORAL PARA HOY
El ambón es el lugar-mueble, donde se proclama la Palabra de Dios, en la celebración de la Eucaristía. Representa a Cristo, maestro y profeta, que nos predica la verdad que salva. La Palabra de Dios proclamada hay que meditarla y procurar vivirla con esfuerzo.