Tema por defecto
Moniciones dominicales

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
 Moniciones Ciclo A
 Moniciones Ciclo B
 Moniciones Ciclo C
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

Santa Teresa, la andariega, visitaba sus conventos. El cuadro recoge las veces que estuvo en Toledo. Había fundado e inaugurado un convento en Malagón. Desde allí, se trasladó a Toledo, a donde llegó enferma. Era el año 1568. Y, tras una corta estancia en Escalona, regresó a Ávila.
Leer más
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


DOMINGO XXIII ORDINARIO B  

1. MONICIÓN DE ENTRADA

Sed bienvenidos a la Misa de este domingo. El Señor, que es bueno con nosotros, nos ha concedido poder concentrarnos, una vez más en nuestra vida, en torno al altar, para celebrar la Eucaristía. En ella, además de proclamar la Palabra de Dios, se va a hacer realmente presente sobre el altar la muerte de Cristo en la cruz, y vamos a poder comulgar el Cuerpo y la Sangre del Señor. Que participemos con una profunda piedad y con una sincera acción de gracias. Ahora, de pie, recibimos al sacerdote.  

2. ACTO PENITENCIAL

  • Porque somos cobardes al vivir la vida cristiana y a la hora de anunciar el Evangelio, en nuestros ambientes de trabajo diversión. Señor, ten piedad.
  • Porque nos dejamos llevar de la acepción de personas, faltando por ello a la caridad. Cristo, ten piedad.
  • Porque nos mostramos sordos a tus llamadas y no queremos enterarnos por comodidad. Señor, ten piedad. 

    3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

    Las lecturas de hoy, muestran la predilección de Dios por los pobres, los marginados y enfermos. En la sanación del sordo mudo por parte de Jesús, que aparece en el evangelio de hoy, comienza a realizarse la esperanza mesiánica de los pobres tal como lo anunciaba ocho siglos antes el profeta Isaías. Se verifica así la observación del  Apóstol Santiago: Dios ha elegido a los pobres del mundo para hacerlos ricos en la fe y herederos del reino que prometió a los que le aman.

    Escuchemos atentamente y  reflexionemos.  

    4. ORACIÓN DE LOS FIELES

    (A cada invocación, contestamos: “Señor, acrecienta nuestro amor”)  

  • Por la Iglesia Universal y por nuestra parroquia: para que sean, de verdad, un pueblo santo. Roguemos al Señor.
  • Por el Papa Francisco y por todos los obispos que predican y viven de la Palabra de Dios: para que el Dios les conceda larga vida y santidad. Roguemos al Señor.
  • Por los que viven cristianamente en la virginidad y en el matrimonio, por los  padres y madres de familia y por sus hijos: para que el Señor les fortalezca en su caminar cristiano. Roguemos al Señor.
  • Por los que están de viaje  estos días: para que lleguen bien a su destino. Roguemos al Señor.
  • Por la abundancia de vocaciones sacerdotales y religiosas, y por los aquí presentes: para que nuestra oración sea escuchada por Dios nuestro Padre, y podamos ver cómo los jóvenes responden a la llamada del Señor. Roguemos al Señor.
  • Para que el nuevo curso escolar que comienza, sirva para una educación plena de nuestros niños y jóvenes, Roguemos al Señor 

    5. PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS Pan y vino

  • El pan y el vino, fruto de la tierra que Dios hace fecunda, se los presentamos a Él, para que con la fuerza del Espíritu Santo se conviertan en el Cuerpo y Sangre del Señor. Junto con el pan y el vino, ponemos también, ante el altar, nuestras  vidas con sus penas y sus alegrías. Que Dios las acepte con agrado. 

    6. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN  

    TÚ ERES, JESÚS, NUESTRO GUÍA Y HERMANO:
    En Ti creemos firmemente, y confiamos,
    Sin Ti nada nos es posible hacer,
    Contigo el mundo podemos cambiar,
    Desde Ti tu amor queremos proclamar. 
    TÚ ERES, JESÚS, NUESTRO GUÍA Y HERMANO:
    Te queremos conocer más y más,
    Queremos amarte con todo el corazón,
    Nuestra vida compromiso de amor quiere ser,
    Y el camino de la vida, contigo recorrer. 
    TÚ ERES, JESÚS, NUESTRO GUÍA Y HERMANO:
    Danos la valentía de serte fieles,
    Concédenos mirar con tus ojos,
    Ayúdanos a ser buenos testigos tuyos,
    Da a tu Iglesia los sacerdotes que necesita. 
    TÚ ERES, JESÚS, NUESTRO GUÍA Y HERMANO:
    Como hermano y guía, condúcenos por tus caminos,
    Mete en nuestra alma deseos de santidad,
    Danos la fortaleza de, por tu causa, trabajar,

Y, al final, a la casa de nuestro Padre llegar. Amén



NOTICIAS

SANTORAL PARA HOY
En la oración de la Beata María de Jesús, el que la reza hace tres actos de suma importancia para vivir como buenos hijos de Dios: adora a Dios, al único que hay que adorar; da gracias por los dones recibidos; y pide ayuda por intercesión de la Beata.
Leer más