Tema por defecto
Moniciones dominicales

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
 Moniciones Ciclo A
 Moniciones Ciclo B
 Moniciones Ciclo C
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

Se encuentra en el lado derecho del presbiterio de la iglesia del convento de las carmelitas de Toledo, en donde vivió la Beata más de sesenta años. En él se conserva su cuerpo incorrupto. Ciertamente impresiona y hace pensar.
Leer más
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


SOLEMNIDAD DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR
 
1. MONICIÓN DE ENTRADA
¡Bienvenidos en este Día del Señor! Hoy, por si no lo recordamos, es la fiesta de la ASCENSION DE JESUS A LOS CIELOS. Hoy, aquel Niño que nació en Belén; Aquel que curó a enfermos y acompañó a los tristes; Aquel que curó heridas y que subió a la cruz; Aquel que, al tercer día resucitó…¡ SUBE HOY A LOS CIELOS! Jesús, al entrar en el cielo, deja una puerta abierta, por la que nosotros también entraremos a formar parte de la gran fiesta eterna que existe junto a Dios en el cielo. Celebremos con un solo corazón y una sola alma esta Eucaristía. Jesús, que tanto ha hecho por nosotros, nos acompañará desde el cielo, para que no nos olvidemos de ir por los caminos que El nos ha marcado. Cantemos con inmensa alegría.
 
2. ACTO PENITENCIAL
  • Jesús se va al cielo, pero no se desentiende de nosotros. Porque nosotros nos desentendemos de Él con frecuencia: SEÑOR, TEN PIEDAD
  • Jesús, en la Ascensión, nos enseña el camino que conduce al Padre. Para ello hemos de vivir como Dios quiere. Porque damos más importancia a los “señores” del mundo que al mismo Dios: CRISTO, TEN PIEDAD
  • Jesús, en el día de la Ascensión, es el gran triunfador. Porque, a veces, no trabajamos suficientemente para que, un día, podamos alcanzar el cielo: SEÑOR, TEN PIEDAD
     
    3. MONICIÓN A LAS LECTURAS
    Las lecturas que se van a leer en este día, parece que nos están diciendo: ¡ahora os toca a vosotros! Y es que la Ascensión del Señor nos invita a mirar al cielo para alcanzar la sabiduría, la confianza y la alegría del Seño, que quiere que compartamos este Misterio con El. ¿Seremos capaces? Que hoy nos sintamos hijos de Dios, y que la Buena Noticia que Cristo nos ha traído sea un motivo para intentar llegar al cielo.
     
    4. ORACIÓN DE LOS FIELES
  • Por la Iglesia que pregona y anuncia a Cristo muerto, resucitado y hoy ha ascendido a los cielos. Para que sea un recinto de paz y de justicia, un lugar donde los hombres descubran la presencia de Dios entre nosotros. Roguemos al Señor.
  • Creemos que Dios es amor. Para que nos tomemos en serio el mandamiento de amarnos unos a otros como Jesús nos amó. Roguemos al Señor.
  • Los grandes deportistas, cuando ganan, suben al podium, al estrado del triunfo. Para que Cristo ascendido a los cielos nos ayude a triunfar llegando al cielo Roguemos al Señor.
  • Terminamos esta semana  el mes de de mayo, dedicado a la Virgen María. Ella, en el cielo, estará gozando al abrazar a su Hijo Jesucristo. Que siempre nuestro amor a la Virgen nos ayude a ser buenos hijos de Dios. Roguemos al Señor.
  • El Señor se va, pero no se olvida de nosotros. Le pidamos que nos envíe pronto su Espíritu Santo. Lo necesitamos para seguir amando, descubriendo el rostro de Dios Padre y colaborando en la construcción de un mundo mejor. Roguemos al Señor.
     
    5. PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS
  • Con este LADRILLO, queremos decirle al Señor que ahora nos toca a nosotros. Trabajar por el Reino. Que nos ayude a seguir construyéndolo, a trabajar por su Iglesia. Sabemos que contamos con El para que el Evangelio sea llevado y conocido en muchos lugares de nuestro planeta.
  • Con el PAN y el VINO recordamos, un día más, que sin la Eucaristía nuestra vida cristiana sería muy floja. Que Jesús, desde el cielo, venga todos los días, todos los domingos, hasta este altar y, así, sea el alimento que engorde nuestras almas para que un día podamos gozar con El en el cielo.
     
    6. ORACIÓN FINAL
    ¡GRACIAS, SEÑOR!
    Por haberte hecho Niño en Belén,
    Por ser como uno de nosotros,
    Por hablar nuestro mismo idioma,
    Por comprendernos y amarnos.
    ¡GRACIAS, SEÑOR!
    Por curar a tantos enfermos,
    Por los milagros que has realizado,
    Por llorar con nosotros,
    Por alegrarte en nuestras fiestas.
    ¡GRACIAS, SEÑOR!
    Por multiplicar el pan y el pescado,
    Por dar de comer al hambriento,
    Por hablarnos de Dios,
    Por enseñarnos a rezar.
    ¡GRACIAS, SEÑOR!
    Por dejarnos la Eucaristía,
    Por enseñarnos a perdonar,
    Por indicarnos el camino hacia Dios,
    Por llamarnos “bienaventurados”.
    ¡GRACIAS, SEÑOR!
    Por subir a la cruz por nosotros,
    Por resucitar y resucitarnos a todos,
    Por marcharte al cielo y esperarnos a todos,
    Por subir al cielo y enseñarnos el camino,
    Por ascender a Dios y no olvidarnos,
    Por entrar en el cielo y guardarnos un sitio,
¡GRACIAS, SEÑOR, POR TU ASCENSION!


NOTICIAS

SANTORAL PARA HOY
La “Virgen Madre” es paseada en andas por las calles de la parroquia. Las procesiones son manifestaciones públicas de nuestra fe. Son también muestras de nuestra devoción y de nuestro amor. Eso ocurre el último día de mayo, al salir con la Virgen nuestra Madre, rezando y cantando el Santo Rosario.