Tema por defecto
Moniciones dominicales

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
 Moniciones Ciclo A
 Moniciones Ciclo B
 Moniciones Ciclo C
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

La Beata María de Jesús favorecida con una tierna visión del Niño Jesús, que desprendiéndose de las manos de una estatua de San José (conservada aún en el convento) vino a regalarse entre sus brazos.
Leer más
 
Para recibir por email las novedades que se publiquen en nuestra página rellene los siguientes datos:
Nombre y apellidos:
Ciudad y país:
Email:
Deseo recibir:
 Noticias:   
 Páginas:   
 Álbum:     
 

Escriba la palabra de la imagen que aparece arriba
Recargar imagen

 


 Domingo XX del tiempo ordinario, ciclo A 

1. MONICIÓN DE ENTRADA 

Siempre que venimos a la Eucaristía, lo hacemos por muchas razones: porque queremos actualizar sobre el altar la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo; porque su Palabra es alimento que nos orienta durante el resto de la semana; por otras muchas razones. También, porque sabemos que nos ayuda a cumplir todo aquello que el mismo Cristo nos enseño y aquello que, con fe y esperanza, pedimos al Señor. Que esta Misa sea para nosotros un dejarnos transformar y llevar por Cristo. El curará y sanará nuestras heridas, surgidas en el combate que mantenemos cada jornada. Participemos de verdad, no nos quedemos en meros espectadores. 

2. ACTO PENITENCIAL 

  • Porque cuidamos mucho el cuerpo y poco el alma. Señor, ten piedad. 
  • Porque nos importan mucho las enfermedades del cuerpo y descuidamos las del alma. Cristo, ten piedad. 
  • Porque no siempre cuidamos a nuestros enfermos con la atención y el cariño que es debido y que se merecen.  Señor, ten piedad. 

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS 

Escuchar la Palabra de Dios nos lleva a ponernos delante del espejo de nuestra vida. El Señor, a través de la proclamación de su Palabra, nos habla, nos hace ver lo que va bien en nuestra vida, y lo que hemos de corregir, porque le ofende a Él y nos hace daño a nosotros. Pero es condición imprescindible para mejorar que oigamos con mucha atención la proclamación de las lecturas y que, además, queramos cambiar.  

4. ORACIÓN DE LOS FIELES 

  • La Iglesia pide constantemente a Dios por la paz y por la salud de todos los hombres. Pidamos hoy a nuestro Dios que nos conceda ambos bienes. Roguemos al Señor. 
  • Pidamos por todos los enfermos que se encuentran en los hospitales y, de manera especial, por aquellos que mueren en la soledad. Roguemos al Señor. 
  • Tengamos presentes en nuestra oración de este domingo a los que están cuidando a quienes no se valen por sí mismos. Roguemos al Señor. 
  • Se está extendiendo en nuestra sociedad la idea de que sobran los que menos valen, dando paso a la eutanasia que es un grave pecado. Para que no caigamos en esa tentación. Roguemos al Señor. 

5. PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS 

  • El pan y el vino, convertidos en Cuerpo y Sangre de Cristo, son alimento, salud y vida espiritual. Que nunca nos falten como medicina para nuestra fe y nuestra vida, y que tampoco falten sacerdotes que nos puedan proporcionar esta medicina. 

6. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN 

         QUIERO Y LO DESEO, SEÑOR,
         que vengas a mi lado,
         y así no me encuentre nunca solo;
         que me hables,
         y pueda escoger el camino verdadero;
         que me toques,
         y pueda hacer frente a todas mis enfermedades;
         que me visites,
         y te dé gracias por tu presencia;
         que me alimentes,
         y sea fuerte por dentro y por fuera;
         que me escuches,
         y veas cómo estoy en espíritu, corazón y vida
 
         QUIERO Y LO DESEO, SEÑOR,
         que me concedas lo que a Ti te parezca mejor
         para mi vida entera.
         Amén


NOTICIAS

SANTORAL PARA HOY
El Viernes Santo se besa esta cruz. Cubierta llega hasta el altar, y el sacerdote va descubriéndola y cantado: “Éste es el árbol de la cruz, donde estuvo clavada la salvación del mundo, venid a adorarlo”. Por la Santa Cruz fuimos salvados.