Tema por defecto
Portada

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

Benedicto XVI es el sucesor de San Pedro y, por ello, Vicario de Cristo en la tierra. El amor a Cristo y a la Iglesia no pueden darse sin amor afectivo y efectivo al Papa de cada momento histórico. Queremos vivir la plena comunión con el Santo Padre.
 

Toma de Posesion de D. Santiago y D. Jose Angel
TOMA DE POSESION DE D. SANTIAGO Y D. JOSE ANGEL. EL pasado domingo d��a 23 de septiembre de 2016, en la Eucarist��a de las 8 de la tarde, D. Santiago Santaolalla y D. Jose Angel Bachiller, tomaron posesi��n de sus nuevos cargos en la parroquia Beata Mar��a de Jesus, como p��rroco y como vicario parroquial respectivamente. La Santa Misa estuvo presidida por el Arcipreste de Guadalajara D. Pedro Mozo Martinez, y concelebrada por bastantes sacerdotes que quisieron acompa��ar en este acto a los nuevos sacerdotes. Destacada fue la asistencia de D. Alfonso, p��rroco saliente que pasa a la jubilaci��n y que pudo hacer entrega de las llaves del sagrario, as�� como de los libros, los confesonarios y la pila bautismal. La iglesia estuvo muy concurrida y al finalizar la misa gozamos de una magnifica invitaci��n en los salones parroquiales. Deseamos lo mejor a D. Alfonso y a D. Jose Antonio, sacerdotes salientes, as�� como a los mencionados D. Santiago y D. Jose Angel. Tambi��n deseamos lo mejor a todos los parroquianos que ya se han puesto a disposici��n de los entrantes.

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27



Indice del Album



El agua bendita es uno de los sacramentales –no sacramento- que hay en la Iglesia, a la que Santa Teresa le tenía mucha devoción. Con el hisopo, que se está viendo, el sacerdote rocía y bendice al pueblo de Dios, a los difuntos, a los campos, a objetos…
 
A esta imagen de la Virgen, la llamamos “Virgen Madre”. En el niño que lleva en los brazos, nos vemos representados todos los feligreses. Nuestras palabras se quedan cortas para expresar el amor que nos tiene. Nuestro amor hacia Ella ha de ser grande.