Primer Domingo de Adviento
Caritas - Generosidad y Gratuidad en Caritas.

Portada
NOVEDADES PORTADA
La Parroquia
Noticias de aquí
Biblia
Formación
Cáritas
Catequesis
Decálogos
Horarios
Liturgia
Moniciones dominicales
Homilias de domingo
Oraciones
Sacramentos
Club Juvenil Luz Viva
Nuestra titular
Articulos de interés
Enlaces

La “Virgen Madre” es paseada en andas por las calles de la parroquia. Las procesiones son manifestaciones públicas de nuestra fe. Son también muestras de nuestra devoción y de nuestro amor. Eso ocurre el último día de mayo, al salir con la Virgen nuestra Madre, rezando y cantando el Santo Rosario.
 

GENEROSIDAD Y GRATUIDAD EN CÁRITAS

 

  Por Alfonso Martínez Sanz

 

         En Cáritas hay que actuar siempre con  g e n e r o s i d a d. Ésta se da, cuando:

 

1.      Se da aun aquello que se necesita.

2.      Nos hacemos presentes donde más cuesta.

3.      Se acoge a los que nadie quiere.

4.      No se regatea tiempo ni trabajo en la entrega.

5.      Siempre se pone buena cara, aunque cueste.

 

     En Cáritas hay que actuar, ordinariamente, con  g r a t u i d a d. Ésta se da, cuando:

 

1.      No se busca recompensa, ni material, ni psicologico-espiritual.

2.      No se hacen las cosas para que:

 

·        Nos vean.

·        Nos quieran.

·        Nos aplaudan.

·        Nos recompensen.

·        Hablen de nosotros.

 

Debido a la ignorancia o a la debilidad, el ejercicio de nuestra caridad:

 

1.      Se quedará corto.

2.      No llegará a las exigencias de los pobres.

3.      Ni a la urgencia de Cristo.

 

Por esa razón, siempre hay que estar abiertos a:

 

1.      La superación.

2.      La conversión, especialmente, en cuaresma.  



El agua bendita es uno de los sacramentales –no sacramento- que hay en la Iglesia, a la que Santa Teresa le tenía mucha devoción. Con el hisopo, que se está viendo, el sacerdote rocía y bendice al pueblo de Dios, a los difuntos, a los campos, a objetos…
 
El antiguo obispo de la diócesis, D. José; ayudado por el antiguo párroco D. Alfonso, administra el sacramento de la confirmación. Después de dos cursos de catequesis, los jóvenes reciben el gran sacramento que da al Espíritu Santo. Movidos por ese Espíritu han de ser testigos de Cristo en su ambiente.